Episodio 8: Germán Rincón Perfetti: El abogado de los homosexuales

Episodio 8: Germán Rincón Perfetti: El abogado de los homosexuales

Germán Humberto Rincón Perfetti tenía dos caminos cuando llegó a la mayoría de edad: ser sacerdote o ser abogado. El prefirió lo segundo y desde esa tribuna, con códigos y leyes en mano, ha defendido los derechos de poblaciones vulnerables, entre ellas la comunidad LGBTI.

“Es un honor que digan que soy el abogado de los homosexuales, porque estoy defendiendo mi familia…”. afirma este bogotano, nacido en 1961, de sangre italiana por parte del bisabuelo materno que emigró a Colombia a finales del siglo XVIII. Se  declara ateo, salió del clóset siendo adulto y  habla con orgullo de David, su novio,  un artista canadiense al que conoció en Toronto en 2006. Varias pinturas de él adornan su oficina del barrio Muequetá, en Bogotá, donde nos recibió para hablar  sin tapujos sobre lo divino y lo humano.   

No tiene pelos en la lengua para cuestionar la doble moral de la iglesia  y ve con preocupación el fundamentalismo religioso que existe en Colombia y su fuerte influencia  en las esferas económica y política, mediante lo que él llama “la industria del diez por ciento, que ha convertido la Biblia en un puñal” contra  las libertades individuales. “Los pastores y pastoras -afirma- saben que controlando el cuerpo y la mente  de las personas tendrán el diezmo asegurado”.

Abogado de la Universidad Militar Nueva Granada con especialización en Derechos Humanos, se considera  a sí mismo un activista judicial.

“La justicia  es mágica cuando se pone al servicio de las personas”, dice, y explica enseguida los grandes avances que se han dado en el país: “Tenemos más de 120 sentencias gracias a la Corte Constitucional, porque en el Congreso de la República apenas ha pasado una ley; el resto de los legisladores, por problemas  de contaminación  religiosa, votan en contra con el argumento de que Dios los creó Adan y Eva y no Adán y Adán”.

Le preocupan los peros  que muchas notarías están poniendo para casar a parejas del mismo sexo. Eso sí,  aclara que en sus planes y los de su pareja no figuran ni el altar ni la crianza. “El matrimonio es una figura en desuso y tener hijos es una amenaza planetaria”, expresa sin titubeos.  

Ha ganado importantes pleitos en Colombia pero también en Naciones Unidas y la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Tiene récord en tutelas: 1.300  en 30 años de carrera, y asegura  que ha ganado el 90% de éstas. Sus primeros casos, a comienzos de los años 90s,  salvaron la vida de muchos pacientes con VIH, a quienes la justicia les reconoció el derecho a un tratamiento médico y acceso a medicamentos. Trabajaba entonces en la Liga de Lucha contra el Sida, donde fungió como  director del Departamento de Derechos Humanos y Asuntos Legales. En el 2004 fundó con otras personas  Colombia Diversa, la primera ONG enfocada en los derechos de la población LGBTI.

Para este episodio del podcast, escogimos la canción “El gran varón” de Willie Colón, como un homenaje a una población para la cual el doctor  Germán Rincón Perfetti ha trabajado de manera incansable: los enfermos de VIH, que hoy suman más de 100 mil en Colombia, según las estadísticas oficiales. 

1

Post a comment